ACTUALIDAD

Arrolladora victoria del Urbas Fuenlabrada ante el Herbalife Gran Canaria por 102 – 81 que supone el sexto triunfo de la temporada y una demostración de la capacidad del equipo en una muy buena versión.



24 de enero de 2021
Vencer y convencer-nos

De esos días en que te sale bien prácticamente todo. ¿Por qué? Buena pregunta. Suponemos que hay una parte de inspiración, sobre todo en el momento de lanzar a canasta, una pizca de que te sonría la fortuna en acciones determinadas, y un mucho de intensidad, concentración y energía. Cuando se junta todo, puedes acabar arrollando al rival como ayer.

La inspiración va y viene. Se ve favorecida cuando el funcionamiento general del equipo es óptimo y viceversa. Cuando hay varios jugadores inspirados el colectivo encuentra soluciones a problemas otros días irresolubles. Ayer esa inspiración tuvo varias caretas, las de Cheatham o Novak en la primera parte; la de un inconmensurable Meindl en la segunda mitad.

Y la fortuna… pues también juega un poco, claro. Valgan dos ejemplos. Ayer hubo un par de tiros cómodos bajo el aro que erramos. Otros días esas jugadas se habrían completado con contraataque del rival y todos tirándonos de los pelos. Ayer no. Ayer fallábamos la cesta fácil, pero el mismo del fallo recogía el rebote y acababa anotando con falta recibida y tiro libre adicional. Les pasó a Sharma y Cheatham.

Y luego está lo fundamental. Lo innegociable. Lo que no se puede dejar al albur de la inspiración ni de la suerte. La intensidad, la concentración, el trabajo grupal y coordinado. Y ahí estuvimos brillantes, también aquellos a los que la inspiración y la fortuna les fue ayer esquiva como Trimble y Emegano.

La exuberancia de nuestro mejor baloncesto se congregó sobre todo del minuto 15 al 26 con un parcial de 30 – 9 que destrozó un partido que en el inicio había sido igualadísimo, pero que después solo tuvo un dueño. Triples liberados tras una buena circulación de balón, canastas en velocísimas y bellas transiciones, jugadas al poste bajo… de todo tuvo el repertorio del Urbas Fuenlabrada en ataque. Sustentado a su vez por una muy correcta defensa reforzada por el control del rebote (39 – 28 ganamos en rechaces capturados).

Así, con ventajas siempre rondando la veintena, el interés competitivo del último cuarto estaba en ganar también el basket-average particular con los grancanarios. Allí perdimos por 16 puntos. Controlamos lo suficiente la situación en las idas y venidas un poco alocadas de los últimos minutos para acabar venciendo por 102 – 81. El potencial de la plantilla canaria no invita a pensar en que pasen excesivos apuros por la permanencia en el tramo final, pero hoy por hoy apenas nos distancia una victoria en la tabla…

Y acabamos el partido tan felices. Venciendo y convenciendo. Sobre todo convenciéndonos a nosotros mismos de que podemos hacer buen baloncesto, de que con la energía necesaria somos competitivos. Muy competitivos. Luego la inspiración y la fortuna nos sonreirán más o menos según los días, pero poniendo la intensidad y la concentración como sustento tenemos mimbres para seguir ganando. Tocará demostrarlo el próximo sábado (18:00 horas) en la visita a Badalona.

Departamento de Comunicación del Urbas Fuenlabrada.           

Imagen de Alba Pacheco.




GALERÍA

_APB_FUENHGC-119.jpg 

REDES SOCIALES